Un año.

002368819-412785

Te di un año y nadie que no haya hecho algo parecido, sabe lo que es.

Decir adiós es duro.

Pero dar de margen un año para decir adiós es mucho más.

Primero porque tienes que pasar por decir adiós igual, segundo porque en ese margen tienes esa lucha interna entre tú razón y tú esperanza.

Ambas con buenos argumentos y yo con la intención de cuidar lo máximo posible de mi corazón.

La esperanza interrumpe de vez en cuando alegando que cualquier día puedes aparecer y todo lo ocurrido sólo habrá sido un mal recuerdo en una relación tan bonita y larga que ni recuerdo cuando empezó.

La razón me dice que no me ilusione porque todas las señales apuntan a la misma dirección y lo único que hago ilusionándome es pasarlo mal y hacer que sea aún más difícil decir adiós.

La razón me dice que lo mejor es decir adiós porque decir adiós es poner ese punto y final que necesito para avanzar.

El año pasó y ¿Sabéis qué pasó?

Que mi nivel de cinismo aumentó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s