Culpabilidad.

an13

Hoy he estado reflexionando sobre el peso que llevo con ese sentimiento tan recurrente en mi como es la culpa.

Estaba llegando a casa paseando después de una divertida clase de Zumba, hacía un tiempo muy agradable porque aún hace calor pero nada que ver con el asfixiante agosto, me sentía bien y con una energía que hasta hace poco me faltaba.

Me ha parado un hombre que me ha dicho que a su hijo le ha dado un ataque epiléptico, que se lo han llevado en la ambulancia y que no le han permitido ir con él.

Me he quedado sin saber qué hacer, así que le he preguntado qué en qué quería que le ayudará.

Me ha dicho que necesitaba dinero par coger el bus.

Le iba a dar el dinero cuando me he acordado de que no llevaba dinero porque donde hago zumba han habido varios robos y nunca llevo, se lo he explicado, sintiéndome mal y él me ha puesto cara de: ya, claro.

Se ha ido y me ha dejado ahí plantada, después de dar unos pasos me he tenido que reprender a mi misma: basta ya, tú estabas contenta y no voy a permitir que se me escape todo por no haberle podido ayudar cuando quería hacerlo.

Entonces he empezado a pensar ¿Por qué me invade con tanta frecuencia este sentimiento de culpa?

Después de un rato mi conclusión ha si está:

Religión, he ido desde antes de los 3 hasta los 15 a un colegio católico que te meten a conciencia ese sentimiento de culpa, culpa por los pecados, porque Jesús murió para salvarnos, por los niños pequeños de África, por no participar en el Domund, aún recuedo lo mal que me sentí con seis años porque me había llevado el viernes la virgen (la cual, debajo llevaba una hucha) y la devolví el lunes sin una moneda. No lo hice aposta, era la primera en la lista y no sabía que tenía que hacer con ella pesaba que tenía que rezarla y pedir por todos y juro que lo hice.

El tema de mi colegio católico da para mucho y no me quiero enrollar aquí pero para que os hagáis una idea del peso de culpa, después de haber dejado el cole hace quince años, soy incapaz de tirar comida, de hecho antes me pongo mala por evitarlo y lo triste es que soy consciente de que poniendome mala no soluciono nada pero aún así…

Mujer, no digo que los hombres no arratreis culpa con vosotros que seguramente que sí pero yo no voy a hablar de lo que no me pasa a mí.

Siendo mujer siempre vas con la culpa arrastras: por tener hijos y no ser buena madre, por no tenerlos, por hacer algo por ti, por dejar de hacer lo que estabas haciendo por otra persona porque antes gracias por hacer un favor pero ahora es tú obligación, por no ser una super heroína que tiene tiempo para: trabajar tus 8h, para tener la casa como en una revista, para cuidar a tus hij@s, padres, suegros… Para vestirte bien, para no descuidarte… Y así hasta una lista infinita y no, no es cosa mía a lo largo de mi vida me he encontrado con mujeres que no daban bastó con todo lo que “tenían que hacer” y se sentían que nunca eran suficientes.

En mi caso hay que añadir mi herencia de abuelas andaluzas y machistas, pero esto es sólo un apunte estas alturas.

Por mi culpa, suena redundante, lo se.

Pero la verdad es que si me siento culpable es porque yo he consentido sentirme así y ¿Sabéis lo que os digo?

Que esa culpa va a dejar de acompañarme a donde voy porque voy a dejar de consentírselo.

8 pensamientos en “Culpabilidad.

  1. El mundo en sí mismo gira en torno a hacernos culpables por todo lo que nos ocurre y lo que ocurre fuera de nosotros mismos… Un Dios bondadoso no habría hecho un planeta como el que vivimos, donde lo negativo supera a lo positivo y donde aunque queramos ser luz y brillar, algo hay que resta ese resplandor que quiere fluír.. No debemos consentirlo, debemos dejar que nuestro brillo salga e inunde todo y a todos, sólo así seremos libres.. 😉 😘🤗❤🍁🍂

    • Pues sí, por mucho que la sociedad nos haya inculcado a sentirnos culpables, nosotros tenemos que evaluar bien en qué situaciones sí y cuales no, en muchos de los casos si lo analizamos bien suele dar el mismo resultado: no hay razón para sentirnos culpables, por lo que a seguir con nuestra vida sin peso alguno que nos lo impida. Gracias por compartir, un beso.

  2. Yo de los que piden por la calle con historias inverosímiles no me creo nada. Bastante si no quería algo más o gastarlo en algo malo… La gente miente mucho… Eso que cuentas que genera culpabilidad en las mujeres ocurre cada vez menos. Somos cada vez más los que compartimos tareas cotidianas (que no ayudamos) en el hogar y en la familia. Haces bien abandonando a la culpa a su suerte Besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s