Quítate

Quiero que te desnudes.

No, no me refiero a quitarte la ropa.

Me refiero a algo más complicado:

Quiero que te quites la armadura, ahora no te das cuenta, quizás algún día lo hagas pero dime ¿Confías en mi? Te puedo asegurar de que te estás perdiendo muchísimas cosas por el miedo a que te hagan daño. E igual pasa con los complejos, por cierto.

Quítate las ganas de agradar, sí entiendo que hay a gente a la que quieres agradar como por ejemplo a esa persona que te está entrevistando. En algunos casos es necesario, pero dime ¿Es necesario hacerlo con gente que no te aportan nada? ¿Gente que ni te cae bien? Insisto en que hagas la prueba de dejar de esforzarte, no tienes que fijarte de mí, vas a notar que tienes mucha más energía.

Quítate el miedo de decir que no, al final tú te sientes mal por hacer o no hacer lo que quieres y la gente se mal acostumbra a que siempre estés ahí, a que siempre digas que sí y si algún día eres capaz y dices que no, vas a pasar a ser una bruja de cuidado.

Sobretodo quiero que descubras quien eres, te atrevas a ser tú y aprendas que ser, con todo lo que conlleva: tu desastres, tus defectos, tus manías, tú virtudes, tus capacidades, tus aptitudes… En definitiva que te aceptes tal cual eres y que veas de lo increíble que eres solo por ser tú.

Dime ¿De verdad te lo vas a perder?

2 pensamientos en “Quítate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s