Rumbo.

Puedes llevar muchos años echándole ganas, paciencia, sudor y alguna que otra lágrima para seguir un rumbo determinado que te llevará a tu destino soñado. De repente sin motivo alguno empiezas a cansarte, desilusionarte y la idea de conseguir tu … Sigue leyendo

Día.

Lo primero disculpad mi vocabulario pero no se me ocurre otra forma de expresarlo: El día que te das cuenta que no tienes tiempo ni de cagar tranquilamente; es el día en que indudablemente tienes que ver que te estás … Sigue leyendo